Lubricante vaginal mágico

Rosa Pocha

La Rosa Pocha simboliza la sequedad vaginal…

El mundo de la publicidad me apasiona. Cuando otras personas cambian de canal en cuanto empiezan los espacios publicitarios, yo soy de las que los veo y, además, los disfruto.

Sí, porque no sé si os habéis parado alguna vez a escuchar atentamente lo que dicen los anuncios, pero es de lo más divertido que hay. Divertido e indignante, casi a partes iguales.

Y si ya nos paramos a observar los anuncios que tienen que ver con la sexualidad… bueno, debo decir que algunos son creativos e interesantes, pero en general, crean unas expectativas y tienen unos mensajes escondidos que son para echarse a llorar.

Lubricante vaginal: la solución a todos tus problemas

Es este anuncio el que quiero analizar hoy. Vaginesil, el lubricante vaginal más conocido por su gran aparición en los medios de comunicación, así como por la sencillez de su nombre. No se estrujaron demasiado la cabeza:

-A ver, equipo, nombres para lubricante vaginal…

-Vaginal, vaginal… ¡Vaginesil!

-Adjudicado. Todos para casa.

Y así tenemos un producto de dudosa eficacia para lo que pretende.

Vamos a ver el anuncio:

Vamos a analizar qué nos explican estas mujeres (que, por supuesto, son delgadas, guapas y exitosas, con casas grandes y limpias).

  • “No hay nada que me haga perder la pasión”: ergo, la pasión tiene que ver únicamente con la lubricación vaginal. Te lubricas la vagina y de repente te vuelves apasionada cual actriz porno en sus mejores momentos.
    Bueno, pues obviamente no es así, es al revés: la pasión hace que lubriques más, ponerte un lubricante y esperar a que se active la pasión es como ponerle gasolina al coche y esperar que corra sin meter la llave de contacto.
  • “No veo la hora de que los niños se duerman”: porque la única opción para tener relaciones sexuales con tu pareja es que los niños estén dormidos. ¿No? Vamos, vamos, ¡un poco de creatividad!
  • “Antes lo evitaba. Ahora lo busco”: ¿veis como es un lubricante mágico? No sólo hace que la vagina esté hidratada sino que, además, convierte a una mujer sin deseo ni ganas, a una que lo busca activamente. ¡Magia!
  • La imagen de la rosa: la vagina seca como una rosa pocha y poco bonita. La vagina lubricada como una rosa sana, brillante, bonita… Sí, muy estético, pero ¿estamos diciendo que una vagina seca es fea?
  • Y el final apoteósico: “…para que disfrutes plenamente de tus relaciones sexuales. Sólo depende de ti“. Es decir, pone toda la responsabilidad de que las relaciones sexuales sean satisfactorias sobre la mujer. “Sólo depende de ti”. Es decir, que si no disfrutas de tus relaciones sexuales es porque no quieres. Y ya.

Lubricante vaginal: para qué sirve

No os dejéis engañar por lo que he escrito antes. En realidad, el lubricante vaginal sirve y funciona, pero no va a solucionar tu vida sexual. Ni la tuya ni la de la vecina, vaya.

¿Para qué sirve el lubricante vaginal? Pues para lubricar la vagina. Vaya, ¡qué sorpresa! ¿No? Bueno, pues es que es lo que es. El lubricante vaginal te ayuda a tener una lubricación extra cuando por alguna razón tu cuerpo no la produce en cantidad suficiente (es muy difícil que tu cuerpo no produzca nada de lubricación).

Puede ayudarte en tus relaciones sexuales, por supuesto, si lo utilizas en el mismo momento de la relación. Puedes integrarlo en tu vida sexual como un juego más. Además, hay muchos lubricantes (mejores que los que se anuncian en la tele) que tienen olores muy agradables e incluso sabores, que pueden dar lugar a juegos eróticos más completos e interesantes, además de ayudarte a que, en la penetración, haya más deslizamiento y por lo tanto se elimine o mitigue el posible dolor asociado a la sequedad vaginal (no confundir el dolor en la penetración por otras causas con este dolor fruto de la sequedad).

También puede hacer que te sientas más cómoda contigo misma. Hay mujeres, sobretodo en el posparto o en la menopausia, que sufren realmente de molestias en la vagina debidas a la sequedad vaginal. Para ello puede ser muy útil incorporar en la rutina diaria la aplicación de una pequeña cantidad de lubricante en la vagina, como si de una crema hidratante se tratase.

Pero para lo que NO sirve es para cambiar drásticamente tu vida sexual. ¿Puede mejorarla en algún aspecto? Sí, pero no te va a volver a activar el deseo sexual si es que lo perdiste, ni va a hacer que, de repente, el sexo sea lo más importante en tu vida.

No hay productos mágicos solucionen tu vida sexual. Hay productos que pueden mejorarla y hay profesionales que podemos ayudarte a que todo vaya mejor.

 

By |dimecres, juliol 8, 2015|Categories: Opinió|Tags: , , , , |