Una relación de pareja en confinamiento puede ser complicada.

-Sílvia, ¿qué  le cuento yo a mi pareja, ahora que estamos los dos metidos en casa y no hacemos nada?

Esto me lo preguntaba ayer una paciente mientras hacíamos sesión de terapia online. En este caso, son una pareja joven que llevan ya bastante tiempo viviendo a distancia, viéndose algunos fines de semana y lo llevan muy bien. Pero esta situación comienza a serles complicada.

Y esto no sólo pasa con las relaciones a distancia. Esta situación de excepcionalidad de confinamiento ha hecho que haya parejas que hayan tenido que ser separadas por aislamiento, por seguridad, por encontrarse en diferentes lugares de la geografía… Y estas preguntas pueden surgir.

¿Qué le cuento? ¿Cómo podemos mantener la relación viva teniendo tantas horas libres?

Y pueden parecer preguntas absurdas, pero si esto ya pasa en las relaciones largas muchas veces, ¿cómo no va a pasar en esta situación excepcional?

Así que ahí van 8 propuestas para mantener viva una relación a distancia en tiempos de confinamiento.

1. Jugar a algún juego en línea

¿Recordáis el famoso Apalabrados? Hace 8 años (sí, 8 ya) fue la bomba de los juegos a distancia. Pues, ¿por qué no volver a él? O a algún juego en línea con el que podáis jugar y competir de forma sana los dos juntos. Además, podéis invitar a más amigos y/o familiares y echar un rato haciendo algo diferente.

2. Hacer preguntas

“Es que ya nos lo sabemos todo el uno del otro”. ¿Sí? ¿Seguro?

Bueno, yo os propongo una batería de preguntas en forma de juego para que podáis aprovechar y tener conversaciones nuevas entre vosotros. Por ejemplo:

  • ¿Te gusta tu nombre? ¿Cuál te hubiera gustado tener?
  • ¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta?
  • ¿Cuál es la última película que has visto? ¿Por qué escogiste esa?
  • ¿Qué libro de todos los que has leído es el que más te ha gustado?
  • ¿Cómo se llamaba tu profesor/a preferido/a del colegio? ¿Qué le hacía especial?

Si queréis más preguntas, podéis ir a este artículo: preguntas para generar conversación

3. Poner retos

Pueden ser de cualquier tipo. Desde retos culinarios (“a ver quién hace la tortilla con mejor pinta”), hasta retos sensuales (“a ver si te atreves a hacerte una foto desnuda/o en medio del comedor”).

Si os va la parte más erótica, podéis aprovechar y echarle un vistazo al fantástico juego de parejas online “Desire”, os aseguro que os va a encantar.

Si no, simplemente, pensad en cosas a las que queréis “ganar” a vuestra pareja y con las que os lo podáis pasar en grande.

4. Entrenar juntos

Pactad una hora para encencer vuestras cámaras y montáos una rutina de ejercicios a distancia. Animáos el uno al otro como si estuviérais en la misma habitación. Poned música que os motive, ¡haced cosas que os ayuden a manteneros en forma juntos!

5. Ver series a distancia

Qué guay poder hacer aquello de sofá, peli y manta, ¿verdad?

Quizá es de aquellas cosas que echáis más de menos en estos momentos de distancia. Pues ¿por qué no seguir haciéndolo?

Podéis ir por el método tradicional, intentar seguir una serie que den en la televisión y engancharos a ella e irla comentando entre vosotros vía whatsapp o telegram. Pero, la verdad, eso me parece complicado, la televisión ahora mismo está en un modo monotema que no es nada sano para nuestras emociones…

Así que también podéis tirar de la plataforma de streaming que utilicéis normalmente para poneros de acuerdo en una hora de empezar el capítulo de la serie en cuestión y 3, 2, 1, play!

Me comentan que hay una aplicación para GoogleChrome que se llama NetflixParty que te permite coordinar las series con amigos para que no tengas que estar sufriendo por el desajuste de tiempo. No es nada mala idea!

6. Hacer vida juntos

Volver a la normalidad. Qué raro. Es decir, toda la vida quejándonos de la monotonía, de lo “normales” que son nuestras vidas y cuando de repente tenemos ocasión de vivir una situación excepcional todo lo que deseamos es volver a nuestras vidas normales.

Pues os propongo utilizar las tecnologías a nuestro alcance para hacerlo. Puede parecer absurdo, pero simplemente conectar vuestras cámaras y hacer vuestra vida, aunque estéis trabajando. Haceros compañía en la distancia, simplemente eso, tan básico como eso.

7. Hacer un proyecto juntos

Seguro que, por ejemplo, tenéis un montón de fotos en vuestros móviles de cosas que habéis hecho juntos. ¿Por qué no dedicaros a clasificar las fotos en álbumes en línea, por ejemplo? O bien, diseñar un álbum de vuestra historia para poder imprimir cuando todo esto acabe…

También podéis hacer un proyecto de escritura, si os gusta escribir, o artístico a distancia… ¡creatividad y trabajo en equipo!

8. Tener relaciones sexuales… ¡a distancia!

No me diréis que os sorprende esta propuesta. ¿O sí? ;)

Hay muchas maneras de tener relaciones sexuales a distancia. El “sexting” puede ser una opción. Enviaros fotos calientes el uno al otro, o mensajes subidos de tono para ir calentandóos…

También podéis conectar vuestras videocámaras y tener una sesión de masturbación conjunta. O leeros relatos eróticos. O explicaros qué os haríais si os tuviérais entre las manos…

Hace tiempo hice un artículo explicando todo esto de las relaciones sexuales a distancia, lo podéis ver aquí: sexe a distància.  

Mantener la pareja en la relación a distancia en confinamiento

Ese va a ser el reto y el aprendizaje. La recomendación es, sobretodo, creatividad e intentar mantener el sentido del humor. Y apoyaros el uno en el otro, y si necesitáis llorar, gritar, desesperaros… hacedlo. Uníos en la distancia. No os podéis abrazar, pero os podéis consolar.

Hasta que todo pase y podáis abrazaros, besaros, tocaros… paciencia. ¡Y ánimos!

Comparteix a les teves xarxes!