La primera vegada: ¡quins nervis!

Fotograma de la película “The First Time” (la primera vez).

T. de Sant Celoni me envia esta consulta:

Hola Sílvia,

Me llamo T. y tengo novia desde hace 3 meses. Ella es mayor que yo. Ella tiene 16 y yo tengo 15. Este fin de semana ella se queda sola en casa y me ha invitado a pasar la noche con ella. Tengo muchas ganas de hacer el amor con ella pero me da miedo no saber hacerlo, no lo he hecho nunca. ¿Me puedes dar algún consejo?

Hola T. ¡gracias por tu consulta!

Es fantástico que estéis en este momento y que tengas ganas de tener relaciones con ella, si realmente es algo que los dos queréis y que os apetece a ambos, seguro que será una experiencia muy bonita.

Me pides consejos para la primera vez, es difícil dar un consejo sin conoceros, pero te diré que sobretodo, estés muy tranquilo. Lleváis ya tres meses juntos y seguro que en estos meses ya habéis disfrutado de besos, abrazos, caricias. Seguro que ya habéis disfrutado un poco (o mucho) de vuestros cuerpos.

“La primera vez” parece que deba ser muy trascendental y, en realidad, no suele serlo tanto. De hecho, mucha gente no recuerda su primera vez y, créeme, en su momento estaban igual o más nerviosos que tu.

El único secreto es estar tranquilo e ir a disfrutar de la experiencia. Tener relaciones sexuales con penetración es un paso más en la relación, pero ni es imprescindible ni es el definitivo. Con esto quiero decir que no vayáis con prisas, que empecéis poco a poco, con caricias y besos, y si cuando llevéis un rato a los dos os apetece, empezad a jugar con los genitales. A partir de aquí ya iréis viendo como si mantenéis la calma y os centráis en el placer, todo irá bien.

Eso sí, siempre, siempre, siempre, usad preservativo. Siempre. Si vuestros genitales van a entrar en concacto, ponedlo. El preservativo no solo os librará de un posible embarazo sinó que además os protegerá contra las enfermedades de transmisión sexual, que no son ninguna tontería.

Con el preservativo no te agobies, si quieres esta semana cuando te masturbes, prueba a ponerte uno, así el finde ya irás con la lección un poco aprendida. Y en el momento, siempre le puedes pedir a tu pareja que como parte del juego sexual, te lo ponga.

Tenéis que tener en cuenta, de todas maneras, que el sexo como casi todo en la vida es algo que tenemos que ir aprendiendo e iremos mejorando con la práctica. En general, las primeras veces pueden ser bonitas, pero muy a menudo no son tan satisfactorias como nos habíamos imaginado. Si es así, no os preocupéis. Tenéis muuuuuucho tiempo por delante para practicar e ir mejorando.

Como te decía antes, lo importante es que los dos os lo paséis bien y que disfrutéis el uno del cuerpo de la otra y del vuestro propio.

¡Ánimos y a disfrutar! 

Comparteix a les teves xarxes!